Bolígrafos personalizados Solobolis

Bolígrafos personalizados con impresión digital: bolígrafos publicitarios a todo color

 


Desde siempre, el material POP ha sido una opción bastante económica y útil para que las empresas se publicitan, pero hay productos económicos de propaganda impresa y otros quizá más costosos. Pero no es necesario comprar lo más caro, porque detalles como los bolígrafos personalizados con publicidad son baratos y pueden cumplir con el mismo objetivo.

Bolígrafos publicitarios personalizados

Lo más frecuente en publicidad para empresas es diseñar los bolígrafos con el logo de la compañía. Se ubica la imagen en un punto visible del bolígrafo personalizado, de este modo quien lo use podrá tener una interacción constante con la marca, así como un recordatorio de sus productos y servicios.

Puedes seleccionar un bolígrafo sencillo donde predomine precisamente el logo de la marca como elemento decorativo principal, pero también tienes la posibilidad de comprar bolis personalizados más elaborados y ergonómicos, con apoyos en los laterales para máxima comodidad en los dedos.

Los bolígrafos pueden ser comprados en paquetes de 50, 100, 250, 500 o 100 unidades, dependiendo del tamaño de la campaña que deseas realizar. Estos vienen impresos con el logo o texto de tu preferencia a un solo color.

Con respecto a los bolígrafos publicitarios en sí, puedes elegir una combinación de dos colores como rojo en color principal y gris como color secundario o un diseño genérico como negro con detalles grises, pero esto dependerá también de los colores de tu identidad corporativa y del modelo elegido.

 

Tipos de bolígrafos propaganda

 

Es un bolígrafo de buen diseño, con punta fina y un abanico de colores para combinar como rojo, verde, amarillo, azul, rosa y naranja. Este modelo es ideal para una primera campaña de publicidad, pues es un diseño clásico perfecto para regalar y enfatizar el logo de la empresa.

Es un bolígrafo de diseño simple que también nos servirá para acentuar textos y logotipos. De hecho, su color blanco de fondo lo hace perfecto para personalizar con impresiones en negro, gris, azul o cualquier otro color vivo como rojo o verde.

Bolígrafo con antideslizante para escribir con comodidad y diseño con toques de transparencias. En este modelo se verán mucho mejor logos y fuentes de texto blancas.

Bolígrafo liso transparente ideal para ser impresos en un solo tono. Son ergonómicos, de escritura cómoda y sin elementos distrayentes adicionales para realzar la propaganda.

Similar al diseño Whity, comprende un cuerpo blanco y simple con color en la parte superior. Elige entre rojo, blanco, negro, amarillo, morado, azul, verde y naranja, entre otros.

La naturaleza en manos de tu cliente que espera una empresa sólida y comprometida con el ambiente. Tiene fondo color arena claro de material papel craft para imprimir en colores.

Los bolis personalizados, además de baratos, tienen aplicación en un sinfín de establecimientos y usuarios, son más fáciles de transportar y sirven de igual manera para amas de casa que para oficinistas, y es por ello que son tan demandados.

Realiza tu pedido escribiendo a ventas@solobolis.com y recibirás bolígrafos de gran calidad en aproximadamente 8 días laborables


Bolígrafos personalizados: un simple instrumento que sirve para escribir o una potente herramienta de marketing?

 

El bolígrafo es un útil para escribir que tiene un depósito de tinta y una bolita metálica, generalmente de acero o wolframio, en la punta. Esta punta puede ser fina, mediana o de diamante.En contacto con el papel, la punta va liberando tinta a medida que esta se presiona ligeramente y se la hace rodar.

 

El bolígrafo consta de varias partes que son comunes en todos los modelos:

  • La caña, es el cuerpo del bolígrafo
  • La carga, es el depósito de la tinta
  • La bolilla, es la bola metálica que gira ,se carga de tinta y deja el trazo sobre el papel
  • La tinta, muy espesa e insoluble en agua. Muy resistente al paso del tiempo

 

 

 

También hay elementos que pueden ser variables según el modelo:

  • El clip, es el mecanismo que nos permite sujetar el bolígrafo
  • El pulsador, es el mecanismo habitual de apertura
  • La puntera, es la parte inferior de la caña. Esta puede ser antideslizante, ergonómica…

 

 

 

Para encontrar los orígenes del boli personalizado debemos remontarnos al año 1938 en Hungría. Fue inventado por los hermanos Lazlo Biro, periodista, y George Biro, químico. En los años 40 los hermanos Biro  emigran a Argentina, patentan su invento y fundan “Biro pens of Argentina”, donde se comercializa y se da a conocer el producto.

 

La personalización de bolígrafos con fines publicitarios es una forma de promocionar su empresa que funciona desde hace décadas. A la gran utilidad de bolígrafo en si se le suma el bajo impacto económico de la personalización y la enorme durabilidad tanto de la estampación como del útil.

 

Los bolígrafos personalizados con el logotipo de su empresa son la herramienta de marketing perfecta: económica, duradera y de gran impacto.

La mejor publicidad es la que va de boca en boca….y por qué no de mano en mano?

 

 

bolígrafos personalizados
Bolígrafos para empresa

Personalización de bolígrafos mediante tampografía

La tampografía es un proceso de estampación indirecto, mediante el cual la tinta es transferida desde una placa hueco grabada a la superficie de marcaje a través de un tampón elástico de silicona.

Paso a paso del proceso

 

Una vez tenemos el diseño de la imagen que queremos reproducir, transferimos esta a una película film (fotolito).El fotolito es una de las partes más importantes de todo el proceso, por eso dedicaré una entrada exclusivamente a este tema próximamente.

El fotolito se expone sobre una placa metálica revestida de una emulsión fotosensible y que es conocida coloquialmente como cliché. Pasamos el cliché acompañado del fotolito a la insoladora donde se expondrá el tiempo requerido.

Una vez insolado el cliché, mediante un proceso químico de revelado de imagen y posterior aplicación de un ácido específico se graba la imagen en la superficie de la placa de acero, formando  el huecograbado.

Durante el proceso del marcado, el cliché se cubre de tinta y mediante una cuchilla se retira el sobrante, posteriormente el tampón de silicona recoge la tinta depositada en el huecograbado y la transporta sobre la superficie de marcaje.